Quiénes somos

 

Las Religiosas de María Inmaculada somos las continuadoras del Carisma y Misión de Vicenta María en la Iglesia y en la sociedad. Nacimos como Congregación religiosa, el 11 de Junio de 1876, fiesta de la Santísima Trinidad, como respuesta a las necesidades de las jóvenes de la época.

La opción por Jesucristo como respuesta a la llamada está en la base de toda nuestra vida; y es la savia que penetra todos los aspectos de nuestra identidad.

Los Elementos Constitutivos del Carisma que configuran nuestra Identidad y que Vicenta María recibió y vivió dando origen a la Congregación son:

  • El amor, termómetro de nuestra fidelidad. Sin ese amor de caridad decía nuestra Fundadora no se podría levantar el edificio del Instituto. El deseo ardiente de buscar y llevar a cabo la Voluntad de Dios.
  • La “pasión” por las jóvenes, para conseguir la madurez humana, formación, promoción y santificación.
  • La obediencia, tal como la aprendemos en la contemplación de Cristo, nuestro único Señor, a través de aquellas personas que nos muestran el camino recto y nos envían en nombre del mismo Señor a la misión.
  • La oración desde la vida y para la vida, que nos impulsa a ser contemplativas en la acción.
  • El amor a María, la Virgen, Madre de Jesús, Modelo de mujer nueva y alternativa de un modo de “ser mujer”, para la joven hoy.
  • El amor a la Eucaristía, centro de nuestra vida, sacrificio, comunión en la que vivimos y de la que gozamos.

 

“Hay que reconocer en la creación de esta Congregación, una obra de la divina Providencia que a medida de las necesidades de los tiempos envía remedios oportunos.”

Sta. Vicenta María

 

 Galeria de fotos

 Enlaces de interes